El refugio de Umala

En el municipio paceño de Umala el trabajo comprometido, coordinado y corresponsable de sus instituciones y habitantes mejoró la vida de las mujeres que sufren violencia por razones de género. El SLIM, la ciudadanía y los medios de comunicación convocaron la atención de las autoridades municipales, quienes, entre otras actividades, impulsaron la creación de un refugio temporal y declararon el 5 de septiembre de cada año como el Día de Lucha contra la Violencia.

La casa que sirve como refugio a las mujeres víctimas de violencia ocupa un pequeño espacio del vivero municipal de Umala, un municipio paceño habitado por productores de quinua, que en ese predio investigan cómo mejorar este cultivo.

En ese espacio hay varias camas y una cocina, preparadas para dar paz a quienes la perdieron en manos de sus esposos y parejas.

En el primer trimestre de 2016, Neyza, una joven nacida hace 26 años en una provincia de Cochabamba, llegó a Umala con la ilusión de compartir su vida con su compañero y con la familia de este. Al poco tiempo, sin embargo, se convertiría en la primera mujer en estrenar este refugio temporal.

Los golpes y malos tratos de su pareja y de su familia política destrozaron sus ilusiones. “A mí no me quieren porque tengo problemas físicos (perdió la visión del ojo derecho y adolece de dolores en la espalda), mi suegra no me quiere y mi marido me botó de la casa”.

Tras estos hechos, Neysa quedó en la calle con un atado de ropa, despojada de su hijo de dos años y nuevamente embarazada.

“Por eso vine al SLIM, me dijeron que ayudan a los niños, la doctorita (Rocío Gutiérrez) me ayudará a recuperar a hijo”.

Ella confía en que el Servicio Legal Integral Municipal le ayude a solucionar su problema y poder volver a Cochabamba para iniciar una nueva vida.

Umala se preocupa por erradicar la violencia hacia las mujeres

Contacto telefónico entre la Doctora Edilicia y un vecino del municipio de Umala, a propósito de la elaboración del Plan Territorial de Desarrollo Integral, que se desarrollará hasta el 2020.

"Hay que erradicar la violencia"

Un refugio temporal para víctimas de violencia machista, la declaratoria del Día contra la Violencia y la consolidación de una Red para activar acciones contra este mal son algunos de los logros que dio Umala de cara a cumplir un compromiso de su alcalde: erradicar la violencia.

“No queremos que las hermanas sufran… Es un compromiso de todos, también de los hombres, hay que erradicar la violencia contra la mujer”.

Trabajo en equipo

La abogada del SLIM, Rocío Gutiérrez, afirma que constantemente recibe denuncias de mujeres que sufrieron golpes o algún otro tipo de violencia. Muchas de ellas son madres jóvenes, a quienes sus parejas abandonaron durante el embarazo.

Frente a este panorama, Gutiérrez decidió convocar la atención de la ciudadanía y las autoridades locales. En 2015 participó en el concurso Ojo con la Violencia, una iniciativa del PADEM, programa financiado por la Cooperación Suiza en Bolivia e implementado por Solidar Suiza.

Ese año realizó varias charlas de sensibilización con unidades educativas y autoridades originarias. En estos talleres, los y las participantes conocieron la situación de las mujeres en su municipio y aprendieron los alcances de la Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia. Desde el inicio, la iniciativa contó con el compromiso del comunicador local Juan Calle, quien dirige medios de comunicación en Patacamaya y Umala.

En equipo, lograron la participación corresponsable de otros sectores y movilizaron a las autoridades municipales. Como resultado, jóvenes y adultos participaron en una marcha en contra de la violencia, organizaron una campaña de vacunación simbólica contra este mal y presentaron sociodramas para sensibilizar a toda la población umaleña en una feria que se realizó en la plaza principal de este pueblo altiplánico.

Se trabajó con las autoridades locales y originarias de los 11 cantones de Umala

Seminarios, talleres, campañas de movilización y una jornada de vacunación contra la violencia son algunas de las actividades impulsadas en conjunto por la población y las instituciones de Umala que prevenir más casos.

Día contra la violencia

El gobierno municipal y las autoridades locales se sumaron a las tareas. El alcalde, Walter Rojas, autorizó la compra de mobiliario para el refugio temporal que recibió a Neyza, quien inspiró esta historia, y, con la participación del Concejo Municipal, promulgó la declaratoria del 5 de septiembre como Día de la Lucha contra la Violencia.

El alcalde Rojas apoya esta cruzada por un motivo personal: cuando era niño vio a su madre sufrir violencia doméstica y, desde donde se encuentre, quiere cambiar esta situación. “No queremos que las hermanas sufran… Es un compromiso de todos, también de los hombres, hay que erradicar la violencia en contra de la mujer”.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Todos somos la Red

La conjunción de intereses y el aporte multidisciplinario derivaron, ya en 2016, en la conformación de una Red de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres. La semilla de esta organización la pusieron los jóvenes, las autoridades originarias, el comunicador Calle y la abogada Gutiérrez. Además, se sumaron representantes del sector salud, la Policía y otras instituciones asentadas en la zona.

Con todo este soporte, Gutiérrez espera el próximo 5 de septiembre. Ella quiere enfrentar la violencia hacia las mujeres ensalzando la figura de una mujer histórica y valiente: Bartolina Sisa, la indígena que luchó por la independencia.


Warning: mysql_fetch_array() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/doctorae/public_html/experiencias/experiencias.php on line 953

Warning: mysql_free_result() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/doctorae/public_html/experiencias/experiencias.php on line 980

De plateros a productores de quinua

Hasta mediados del siglo XX los habitantes de Umala eran conocidos por la calidad de sus creaciones en plata. Gracias a su creatividad, estos orfebres adornaron miles de casas de La Paz y otros lugares de Bolivia durante decenas de años.

Con el paso del tiempo, y la baja de los precios de los metales, los umaleños cambiaron esta actividad artística y retornaron a la agricultura. En la actualidad, la población dedica sus esfuerzos a la producción de quinua, el grano que también ha sido comparado con una joya alimentaria. Alrededor del caserío de Umala, los campos de colores de este grano andino dan fe de esta actividad, que, en general, satisface las necesidades locales, ya que muy poca producción llega a los mercados de Patacamaya, el municipio más cercano.

Umala se encuentra en la provincia Aroma del altiplano paceño, a 120 kilómetros de la sede de gobierno. Alberga a 8.775 habitantes, al menos la mitad son mujeres.

Enlaces Importantes