Democracia sobre ruedas

En la Unidad Educativa Piloto Intervida (UEPI), de la ciudad de El Alto, la transmisión de valores ciudadanos y democráticos, son parte de los contenidos diarios de las clases, pero no se quedan dentro de las cuatro paredes de las aulas sino que son compartidas a otros colegios y a la población alteña, en general, a través de uno de los proyectos estrellas de esta unidad educativa: el Bus Democrático.

Una educación integral

Escuelas móviles. Ese fue el sugestivo título que la Unidad Educativa Piloto Intervida (UEPI) eligió para hacer realidad el sueño de comunicar valores democráticos fuera de las puertas de su colegio.

La UEPI bordea los 20 años de funcionamiento en la urbe alteña. El establecimiento es conocido porque transmite a sus alumnos y alumnas una educación integral que profundiza en los valores democráticos.

El objetivo es formar jóvenes seguros de sí mismos y comprometidos con los demás. Para hacer realidad esta responsabilidad, los propios estudiantes y profesores trasladan estas reflexiones fuera del colegio en un bus escolar, que ha sido convertido en un aula móvil.

El Bus Democrático sale a las calles cargado de juegos artesanales, videos y otras herramientas que permiten, a jóvenes y profesores, compartir sus mensajes con diversos sectores de esa ciudad: albañiles, comerciantes, juntas de vecinos, otros colegios, plazas públicas y choferes, entre otros públicos.

Jugando también se aprende a vivir en democracia

Juegos de mesa, de barrio y de calle adaptados para hablar y debatir sobre valores democráticos y convivencia social. Eso es la UEPI y el Bus Democrático. 

"Hacemos pensar a los adultos"

Los chicos y chicas de la UEPI no solo tuvieron que superar temores propios de la edad, por ejemplo timidez para hablar con extraños, también lograron vencer las barreras impuestas por sus interlocutores.

Las personas mayores no están abiertas al tema, no les gusta que les contradigan, por eso cuestionaban a los estudiantes. Lo bueno es que los hemos ido formando y trabajando con los estudiantes. Les hacemos pensar a los adultos”, Eva Choque, profesora de la UEPI.

Un colegio diferente

La UEPI es un establecimiento escolar emblemático y de prestigio en la ciudad de El Alto. Varios factores le han dado estas cualidades. Entre ellas: una educación respetuosa de las necesidades de los jóvenes, una comunidad educativa activa y con amplia participación de padres y madres, entre otros factores que intentan desentrañar quienes pertenecen a este mundo.

El director de la unidad educativa es uno de los más entusiastas impulsores de las actividades que se realizan en el establecimiento escolar. Él está convencido que una formación diferente puede cambiar el mundo.

“La UEPI, no sé si es rara. Intentamos ser diferentes, estamos en ese trabajo y la diferencia es que trabajamos con la comunidad plenamente: con estudiantes, padres y madres de familia y, obviamente, los docentes. Somos una comunidad”, resume Iván Lahor.

Papás y mamás coinciden con Lahor. Se sienten orgullosos de que sus hijos estudien en este espacio y, a la par, contribuyen esforzadamente en conservar las cualidades del establecimiento.  “La UEPI tiene fama por mérito propio, es una institución que quiere mejorar la educación en el país y especialmente en El Alto. He intentado más de dos años para que mi hijo llegue a ser aceptado (en la nómina de estudiantes)”, comenta el padre de familia Miguel Quintanilla.

Debido a estos éxitos, la UEPI y su Bus Democrático han llamado la atención de varias instituciones: el Órgano Departamental Electoral y el Gobierno Municipal de La Paz. Este último no descarta replicar la experiencia en la ciudad sede de gobierno.

El proyecto de escuelas móviles formó parte del concurso Mi municipio va a la Escuela, un proyecto del PADEM, programa de la Cooperación Suiza en Bolivia, e implementado por Solidar Suiza.

Aprender para compartir, compartir para reflexionar

...

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


Warning: mysql_fetch_array() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/doctorae/public_html/experiencias/experiencias.php on line 953

Warning: mysql_free_result() expects parameter 1 to be resource, boolean given in /home/doctorae/public_html/experiencias/experiencias.php on line 980

La ciudad de los extremos

La ciudad de El Alto es una ciudad de extremos: una de las más jóvenes de Bolivia, una de las más habitadas y una de las más extendidas, para dar solo algunos ejemplos.
Si bien los primeros barrios de El Alto datan de mediados del siglo XX, su declaratoria como municipio, desprendido de La Paz, está fechada en el 6 de marzo de 1985, fecha en la que el Congreso Nacional sancionó la ley 728, de creación de la cuarta sección municipal de la provincia Murillo.
A la fecha, y de acuerdo con datos del Censo Nacional de Vivienda, cuenta con 848.452 habitantes –hombres: 408.984 y mujeres: 439.468–. Este número sitúa a El Alto en un segundo lugar, solo por debajo de Santa Cruz de la Sierra.
El crecimiento de la población se debe, en parte, a que decenas de barrios han sido poblados por migrantes de casi todas las provincias de La Paz, especialmente las que están situadas en territorio altiplánico. Además, es un faro que atrae a migrantes de otros departamentos y países, por ejemplo el sur de Perú.
La unidad educativa Piloto Intervida está ubicada sobre la avenida 6 de Marzo, en la zona Senkata, una de las vías que también demuestra los extremos de esta ciudad: la ruta tiene una longitud superior a los 11 kilómetros y atraviesa toda la urbe.

Enlaces Importantes