Educación que vale un Potosí

Una mejor educación tiene también que formar mejores ciudadanos y ciudadanas. Así lo ha entendido el Gobierno Autónomo Municipal de Potosí, que, desde hace tres años, desafía a las unidades educativas a trabajar en valores ciudadanos, comenzando por el cuidado de su propia infraestructura y su entorno. Es un trabajo del que participan estudiantes, docentes, padres y madres de familia. Gracias a ello, el gobierno local tuvo un ahorro del 400%, dinero que fue invertido en la compra de equipos que mejoren el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Aprendamos Cuidando en la Villa Imperial

La portera de la unidad educativa Juana Azurduy de Padilla, escuela que está a pocos metros de la plaza principal de la ciudad de Potosí, recogía todos los días hasta dos o más bolsas negras llenas de desperdicios. El trabajo era agotador y hasta desalentador porque los pequeños y las pequeñas poco o nada hacían para dejar limpios el patio y sus aulas.

“A veces, en el recreo botábamos la basura con mis amigos, el patio quedaba lleno de basura y la portera barría todo”, recuerda con una sonrisa tímida y un tanto avergonzada Cristian (10), estudiante de quinto de primaria.

Sin embargo, las cosas cambiaron cuando la comunidad educativa –el plantel docente, estudiantes y los padres y madres de familia– unieron esfuerzos para revertir esta situación.

Así, emprendieron una gran campaña para limpiar el colegio de punta a punta, pintar las paredes, refaccionar los pupitres y hasta fabricar estantes con la madera reciclada y sobrante. 

Un estudiante que ahora pone la basura en su lugar

La historia de un estudiante del colegio Juana Azurduy, que ahora carga en la mochila la buena costumbre de echar la basura en su lugar.

Un ahorro del 400%

Antes del concurso, el gobierno local tenía que intervenir hasta tres veces en la misma unidad educativa para solucionar el mismo problema, por ejemplo vidrios rotos, pero ahora incluso tiene un ahorro que se reinvierte en otros rubros como compras de pizarrones nuevos.

“Se ha logrado un ahorro significativo, es casi un 400% que se mejora en el tema económico. Este gasto es cofinanciado por los propios padres de familia, esta es la gran mejora”, dice Veimar Velásquez, jefe de Control a Unidades Educativas del Gobierno Municipal de Potosí.

 

“Se ha logrado un ahorro significativo... es casi 400%... Esta es la gran mejora”, Veimar Velásquez, jefe de Educación del Gobierno Municipal.

Mejor en comunidad

De acuerdo con la directora del Juana Azurduy, Rosmery Huanca, los papás, las mamás y el resto del plantel docente decidió que había que cambiar las costumbres de los más chicos y, por ello, se animaron a participar en el concurso ¡Aprendamos Cuidando!

Si bien, siempre hubo la intención de hacerlo, la chispa que logró activar esta gran movilización de cuidado de los bienes públicos fue el concurso ¡Aprendamos Cuidando!, convocado por el PADEM, un programa de la Cooperación Suiza en Bolivia, implementado por Solidar Suiza, a invitación del Gobierno municipal de Potosí y la Dirección Distrital de Educación.

El objetivo es que maestros y maestras, directores y directoras, estudiantes, padres y madres de familia pongan en marcha sus ideas y elaboren, de manera conjunta, propuestas innovadoras para que la comunidad educativa se corresponsabilice con el cuidado y mantenimiento de la infraestructura de las unidades educativas y desarrolle una cultura ciudadana de respeto de los bienes públicos. Pero también se busca la práctica de otros derechos, como el de las mujeres, o valores como la tolerancia, la solidaridad, la cooperación y el pluralismo.

“El trabajo nos permitió confraternizar con otros padres y madres de familia, con estudiantes y profesores”, recuerda Ramiro Arroyo, representante de los padres de familia del colegio.

No fue una, sino varias jornadas de trabajo. Muchos asistían después de trabajar en sus oficinas y otros los fines de semana.

“La experiencia valió la pena porque trabajamos juntos y pudimos mejorar el colegio; había mucha basura y teníamos muchos pupitres en mal estado”, recuerda la directora Huanca.

Cómo lo hicieron: andar por el camino de la corresponsabilidad

Durante varios meses, las comunicadades educativas de la ciudad de Potosí trabajaron para mejorar sus escuelas, aulas y pupitres, plantaron jardines, limpiaron sus patios y las calles adyacentes. Cómo lo hicieron.

Trabajaron en una idea

Armaron un equipo, elaboraron el proyecto

Lo presentaron al concurso Aprendamos Cuidando

Hicieron alianzas con el Gobierno Municipal y otras entidades

Movilizaron el resto de la comunidad educativa y desarrollaron el proyecto

Registraron todo en fotos, videos y audios para que otros colegios puedan replicarlo

Limpian más, cuidan más

Pero el Juana Azurduy no fue el único colegio donde esta llama de compromiso ciudadano se encendió, otras 30 unidades educativas potosinas vivieron una experiencia similar entre 2014 y 2015.

En todas ellas las tareas de limpieza y mantenimiento se alternaron con las de sensibilización y concientización sobre la importancia de cuidar algo que también es nuestro. El resto se dejó a la creatividad de cada colegio. Por ejemplo, algunos profesores presentaron obras de teatro, otros impulsaron a sus alumnos a pintar carteles, a reciclar materiales desperdiciados, como las bolsas de plástico, y hasta hubo movilizaciones que, en algunos casos, sumaron a los vecinos del barrio.

“Ha sido una buena actividad porque no solo hemos trabajado los alumnos, sino todo el colegio, incluso los papás y las mamás. A mí me tocó aprender a refaccionar algunos bancos”, recuerda Stephani Ugarte (15), de la unidad educativa Antofagasta, ubicada en el barrio El Minero, en las cercanías del famoso Cerro Rico, y que también participó del concurso.

Según el jefe de Control a Unidades Educativas del Gobierno Municipal de Potosí, Veimar Velásquez, “hay una cuantitativa y cualitativa mejora en el sentido de que los niños ya cuidan sus ambientes”, ya que como les ha costado limpiar y refaccionar, cuidan más los bienes públicos.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Onda ciudadana

Si bien el concurso no beneficia a todas las 185 unidades educativas de Potosí, indirectamente otras también fueron impactadas por esta onda ciudadana, ya que, según advierte Velásquez, algunos colegios han comenzado a cuidar sus ambientes porque algunos directores solicitan pintura y otros materiales.

No obstante, más allá de los números y las perspectivas futuras, lo cierto es que el presente también es promisorio, como lo comprueba diariamente la portera del colegio Juana Azurduy, quien cada día ve como niños y niñas se esfuerzan por tener los ambientes pulcros y la cantidad de basura que recoge diariamente merma drásticamente.

“Todos estamos atentos para que la basura esté en los basureros y cuidamos las paredes y todo el colegio”, concluye feliz el joven Cristian Tacachiri, quien también cuenta orgulloso que en algún momento compartió este mensaje entre sus familiares y amigos de barrio.

En Potosí inventaron el Vitrilim

Una experiencia para aprender cuidando nuestras aulas

El colegio Linares no sólo limpió sus aulas sino también las calles

Una experiencia para aprender cuidando nuestras aulas

La Doctora Edilicia se comunica con una estudiante potosina

La Doctora Edilicia se comunica con una estudiante potosina para conocer la experiencia de aprender cuidando las aulas y las calles.

Herencia colonial

La ciudad de Potosí, capital del departamento del mismo nombre, se encuentra al suroeste de Bolivia.  Se extiende a las faldas del legendario Cerro Rico (Sumaj Orcko, en quechua).

Desde el siglo XVI y hasta mediados del siglo XVII se convirtió en la veta de plata más grande del mundo, mineral que, junto a otros, aún se explota.

Actualmente, la ciudad de Potosí, capital de la provincia Tomás Frías, alberga a 250.000 habitantes, según datos del Censo 2012 del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia (INE).

Está considerada como la segunda ciudad más alta del mundo, después de El Alto (La Paz), a más de 4.000 msnm.

Enlaces Importantes