En Yamparáez las TIC son interculturales

Las nuevas tecnologías de la información (TIC) forman parte de las clases en Yamparáez, departamento de Chuquisaca. Los profesores y profesoras del municipio, además de fortalecer los conocimientos de niños, niñas y adolescentes, desarrollan varias herramientas digitales en quechua, uno de los idiomas más hablados en el municipio, con el fin de fomentar la formación bilingüe.

Innovación educativa con sabor local

La comunidad educativa de Yamparáez es un ejemplo de innovación educativa. Si bien son pocos años desde que profesores y profesoras decidieron incorporar las TIC en sus cursos; ellos y ellas ya se han convertido en un ejemplo para toda la región.
Esta iniciativa comenzó en un rincón del municipio chuquisaqueño. El profesor Walter Quintanilla, en ese entonces director del núcleo educativo La Mendoza, establecimiento situado a 50 kilómetros del centro poblado de Yamparáez, invitó a sus colegas a incluir las TIC en sus aulas.
En un principio, las y los profesores tenían cierto temor porque no conocían el manejo de las computadoras y otras herramientas. Pero ese miedo se disipó rápidamente. “Me ha parecido una bonita experiencia, ya que en realidad yo solamente manejaba el Word para producción de textos, pero me gustó esta experiencia porque la aplico para realizar otro tipo de herramientas de trabajo, otro material de trabajo”, recordó la maestra Ruth Cardozo.
Después de ese proceso de alfabetización digital, la comunidad educativa del municipio comenzó a cambiar la historia: el entusiasmo contagió a todos los colegios de Yamparáez, generó un concurso local de herramientas digitales de formación, se convirtió en política municipal y llegó hasta la ciudad de Sucre.
Gracias a este trabajo comprometido y a la creatividad, visión y esfuerzo; el profesor Quintanilla recibió varios reconocimientos nacionales e internacionales.

“Queremos ser líderes en la educación”

El profesor Wálter Quintanilla, impulsor de la iniciativa de Yamparáez, destaca que este proyecto quiere demostrar que las ideas y los sueños se hacen realidad, sin importar los inconvenientes.

“Pretendemos consolidar y convertirnos en líderes en este tema de la informática a nivel Chuquisaca, porque hemos tenido una buena aceptación del Gobierno Municipal y la Dirección de Educación Distrital. Se ha logrado que la propuesta se convierta en una política institucional”.
Wálter Quintanilla, profesor responsable de la iniciativa

Visión intercultural

A raíz del concurso local de uso de herramientas digitales en las unidades educativas, se generó una movilización en Yamparáez. Tras la primera convocatoria, las ideas comenzaron a fluir imparables. Los resultados de esta labor educativa se evidencian en la seguridad de niños, niñas y adolescentes cuando interactúan con las computadoras y en la revalorización de las costumbres y el idioma ancestral, tan inmersos en la cotidianeidad del municipio.
A continuación, puede leer algunos ejemplos:
Ideas educativas UE La Mendoza
En la escuela pionera del proyecto, las y los profesores aprendieron a manejar las computadoras y produjeron una biblioteca con recursos didácticos, que está al alcance de toda la comunidad educativa del municipio chuquisaqueño. UE Katana
En primaria se familiarizaron con las TIC, especialmente en el manejo de procesadores de texto. Los profes desarrollaron juegos que dan instrucciones en quechua, el idioma más utilizado en la comunidad. UE Kirahuani
Estudiantes aprendieron a manejar las computadoras y desarrollaron juegos en quechua. En esta unidad educativa, el plantel docente quiere que, quienes continúen sus estudios de secundaria en la cercana ciudad de Sucre, no tengan desventajas cuando lleguen a la capital. UE Eduardo Sempértegui
Entre otras temáticas, profesores pusieron en marcha varias ideas para que los niños, niñas y adolescentes reflexionaran sobre la emisión de basura y la contaminación y trasladaran esas experiencias a las computadoras. Los niños y niñas realizaron varios juegos para consolidar sus conocimientos y también practicaron el quechua. Luego, construyeron algunos juguetes y otros objetos con material reciclado. UE Zacarías Massi
Las nuevas tecnologías también ayudaron a rescatar formas de comunicación tradicionales, como los quipus. Los alumnos aprendieron a narrar sus historias con nudos y transfirieron esos datos a las computadoras. Con juegos digitales consolidaron sus aprendizajes en diversas áreas de estudio.

Espíritu innovador

Las comunidades educativas de Yamparáez no tienen límites a la hora de usar su creatividad para apropiarse de las nuevas tecnologías. Estudiantes y profes utilizan todo tipo de programas para fomentar el aprendizaje y crean juegos digitales en quechua y español. Gracias a ese compromiso lograron mostrar su talento en el municipio más cercano: Sucre, la capital boliviana.

Corresponsabilidad institucional

Este espíritu innovador convenció a las autoridades del área. “Estamos trabajando en el proceso de enseñanza aprendizaje, hemos coadyuvado para capacitar a los maestros; primero a 40 y luego a todo el distrito educativo”, señaló Iván Céspedes López, director Distrital de Educación de Yamparáez.
El actual gobierno local, comandado por Edwin Palacios, también está decidido a continuar con este proyecto que trasciende las coyunturas políticas. El anterior alcalde, Braulio Yucra, fue una de las figuras que impulsó la experiencia en las escuelas de Yamparáez.
El círculo virtuoso de Yamparáez se cerró con una presentación masiva en Sucre. Los alumnos y profesores rurales se codearon con sus colegas urbanos y les dieron lecciones de manejo de TIC y educación intercultural en una feria realizada en los predios de la Casa de la Cultura capitalina. En esa jornada de fiesta, diez unidades educativas representaron a Yamparáez.
Así concluye este relato de una ilusión que comenzó en una escuela situada en el corazón más escondido de la serranía chuquisaqueña y que formó parte del concurso Mi municipio va a la escuela del PADEM, programa financiado por la Cooperación Suiza en Bolivia e implementado por Solidar Suiza.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Aeropuerto en un municipio tradicional

En mayo de 2016, el municipio de Yamparáez se convirtió en la sede oficial del aeropuerto de Alcantarí, pista que reemplaza al aeropuerto Juana Azurduy de Padilla, de Sucre. De esta manera, la localidad se acercó aún más a la capital boliviana, distante a seis kilómetros.
Yamparáez es la capital del municipio del mismo nombre. Debe su nombre a la cultura Yampara, población que estaba asentada en esas tierras desde antes de la conquista.
En la actualidad, la población se dedica mayoritariamente a las tareas agrícolas. De acuerdo con los datos del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, Yamparáez alberga a 10.111 habitantes: 5.047 hombres; y 5.064 mujeres.

Enlaces Importantes